• El Comité Confederal de CNT emite una nueva declaración debido al recrudecimiento de la guerra en Ucrania
  • "La guerra no es contra Ucrania, es contra la clase trabajadora", señala CNT

Ante la agresión militar que se vive en Ucrania, desde CNT emitimos la siguiente declaración:

Hace unos días señalábamos que el conflicto interestatal creado y sostenido en el este europeo responde únicamente a los intereses de las minorías que controlan los recursos. En este desgraciado baile belicista se mezclan las amenazas de la OTAN, la movilización militar rusa al interior de Ucrania y tras las cortinas, China, la UE y EEUU, que hostiga, pero no sufre las consecuencias en su suelo.

Ya veíamos cómo la vida se encarecía, mientras las oligarquías internacionales disputaban su hegemonía y ahora, además, la clase trabajadora europea entera, no sólo somos sus rehenes económicos, sino las víctimas físicas del militarismo rampante.

Los Estados, al servicio de la oligarquía, disparan y nosotras siempre tenemos que perder, gane quien gane.

Que el conflicto en Ucrania haya subido de nivel producirá más muerte y miseria, pero no sólo en esa tierra, sino en toda Europa, porque la mayor inversión en gastos militares reducirá la financiación de las necesidades básicas, como sanidad, educación, pensiones, energía, transporte,…. que también se cobrará vidas y calidad de vida.

No son menos fascistas unos que otros, no nos equivoquemos. Todos subyugan, coaccionan y explotan

Exigimos la desaparición de las organizaciones militares que crean inseguridad a la población y el desmantelamiento de sus estructuras.

Invitamos a la clase trabajadora a organizarse contra el militarismo y por la desaparición de todas las organizaciones militares del mundo.

La guerra no es contra Ucrania, es contra la clase trabajadora.

Gane quien gane, tú pierdes.

La clase trabajadora debe decir: ¡No a la guerra!

  • La sección sindical de Osakidetza insiste en la necesidad de la movilización.
  • "Además, creemos que las convocatorias anunciadas deben ir acompañadas de un calendario de movilizaciones a medio y largo plazo más amplio", subrayan desde CNT

Después de las movilizaciones celebradas el 23 de enero, los sindicatos que componen la Mesa Sectorial convocan 2 jornadas de huelga el 25 y 28 de febrero, así como manifestaciones en las 3 capitales de la CAV el sábado 26 de febrero.

La necesidad de estas movilizaciones se debe a que quienes gestionan Osakidetza siguen demostrando que no quieren solucionar los problemas estructurales que asolan el sistema de salud desde hace décadas. Unos problemas estructurales que nacen de decisiones políticas cuyo único objetivo es el desmantelamiento de la sanidad pública y el aprovechamiento privado y concertación de sus partes rentables.

Con una situación en la atención primaria insostenible (falta de personal, falta de recursos, huida de profesionales…) y una atención especializada con cargas de trabajo inasumibles (listas de espera eternas para consultas e intervenciones...), seguimos viendo atónitas el cierre de puntos de atención continuada y urgencias.

Ni siquiera su maquinaria de propaganda es capaz ya de ocultar lo evidente: no hay ningún proyecto para Osakidetza que no pase por su depredación.

Desde CNT consideramos que las convocatorias anunciadas deberían haber estado acompañadas de un calendario más amplio de movilizaciones a medio y largo plazo, y con un trabajo de base en los centros.

Aun así, no hay duda de la necesidad de una contestación a estas políticas del PNV y PSE, por eso llamamos a trabajadoras y usuarias a participar activamente en defensa de la sanidad pública, organizándonos en cada centro de trabajo, en cada barrio y en cada pueblo, por la recuperación de la sanidad, por una Osakidetza totalmente pública, que nos atienda a todas y todos, independientemente de nuestra situación administrativa, y con los recursos, humanos y materiales, que garanticen la mayor calidad asistencial posible, empezando por la atención primaria, más próxima y preventiva, y una atención especializada y hospitalaria más humanizada, y con recursos suficientes para dedicarse también a la investigación e innovación. Recuperando, también, el cuidado de nuestros mayores, garantizando que su atención y cuidado, está en manos del sector público.

DEFENDAMOS LA SANIDAD PÚBLICA.
DEFENDAMOS UNA OSAKIDETZA DE CALIDAD, DE TODAS Y PARA TODAS

  • Según denuncia CNT «la dirección de Ecoespacio, en vez de negociar con la plantilla y respetar los acuerdos, ha decidido en un acto claro de represión sindical despedir a 8 compañeros y el traslado de otros 6 trabajadores».
  • «Estos despidos y traslados forzosos son una clara represalia por la participación de estos trabajadores en las huelgas y las movilizaciones convocados por la sección sindical de CNT en defensa de unas condiciones dignas», añade el sindicato.

Según la sección sindical en la empresa «la actitud antisindical de la gerencia de Ecoespacio y la mala fe demostrada en el proceso negociador desde el inicio del conflicto han sido evidentes», y consideran que «Ecoespacio e Iberdrola subsidiariamente están vulnerando el derecho a huelga al romper el contrato que les unía y que lleva años renovándose. No ha sido la demostrada profesionalidad de la plantilla, que en su mayoría llevan más de 8 años trabajando en la empresa, si no sus reivindicaciones y afiliación los motivos por los que pretenden deshacerse de la misma, para posteriormente imponer peores condiciones laborales».

«A pesar de la voluntad de diálogo por nuestra parte y nuestras básicas reivindicaciones, desde el inicio del conflicto la gerencia de Ecoespacio, ha preferido perder a un cliente, que negociar y cumplir el convenio y los acuerdos», señala la sección sindical.

Desde CNT subrayan que «con anterioridad a los despidos ya se habían interpuesto varias demandas y un conflicto colectivo por vulneración de derechos fundamentales», y anuncia «nuevas movilizaciones que también se extenderán a nivel internacional, para denunciar este nuevo ataque a la plantilla».

Desde CNT anuncian que «ante la política represiva de la gerencia de Ecoespacio, ahora más que nunca, seguimos en lucha en defensa de cada puesto de trabajo, consideramos estos despidos un ataque directo a toda la Confederación, a la libertad sindical y por tanto al conjunto de la clase trabajadora».

Por todo ello, desde CNT hacen un llamamiento «a difundir este conflicto sindical y a participar en los actos de solidaridad que se convoquen».

Hartas de soportar plenamente y sin recursos la responsabilidad de los cuidados. Hartas de la división sexual del trabajo que feminiza sectores convirtiéndolos en más precarios e invisibles (limpieza, alimentación, sociosanitario, enseñanza, etc.), a pesar de ser imprescindibles para el engranaje de este sistema. 

Ya son 2 años de gestión de la pandemia de la Covid-19, y en este tiempo se ha demostrado una y otra vez que cada crisis nos golpea duramente a las mujeres. 

Estamos desbordadas y hartas porque seguimos sin ver ningún cambio que acabe con la brecha salarial, porque continúa agudizándose la precariedad y la falta de contratación de las mujeres. Es un hecho que las mujeres cogemos más excedencias no remuneradas para encargarnos de los cuidados y que somos nosotras las que, en caso extremo, decidimos no incorporarnos al mercado laboral para atender a las personas que dependen de nosotras. Desde el inicio de la pandemia, el número de mujeres en esta última situación ha aumentado en 150.000. 

Todo esto, además de desbordarnos, nos empobrece.

El teletrabajo, que parecía la solución en el ámbito laboral ante la pandemia, nos ha enseñado la otra cara de la moneda, dado que lo asumimos más nosotras que los hombres y esto acentúa nuestra labor como cuidadoras y afecta a nuestra promoción. Es importante ver que aquí no solo hay brecha laboral, sino que existe una brecha de clase. Y esto, también nos desborda.

La parcialidad en los contratos es muchísimo mayor en mujeres que en hombres. 

Somos nosotras las que cargamos con la mayoría de los trabajos relacionados con los cuidados y nos vemos en la necesidad de reducir nuestra jornada laboral para hacernos responsables de trabajo no remunerado. Además, del total de mujeres ocupadas, el porcentaje más alto (29,0 %) corresponde a la ocupación de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores. Socialmente, se conoce que estas ocupaciones no solo están feminizadas, sino que además son objeto de fraude en la contratación: jornadas parciales que de forma efectiva son jornadas completas, etc.

La mayoría de las mujeres migrantes residentes están desempleadas o no cuentan con contrato laboral regularizado, y son muchas las que se encuentran en situación administrativa irregular. Hay que acabar con la explotación laboral a la que están sometidas estas mujeres, que no denuncian por miedo a ser expulsadas, y exigir al Gobierno su regularización.

El Régimen Especial de Empleadas de Hogar es esclavista, sin derecho a prestación por desempleo, sin acceso a la ley de riesgos laborales. El despido es sin preaviso ni indemnización, sin contar la imposibilidad de pedir bajas ni permisos por miedo al despido. Tampoco existe el derecho de readmisión como ocurre en el resto de sectores.

No podemos olvidar el maltrato y abusos que sufren las empleadas en algunos lugares de trabajo.

Qué decir del atraco a nuestras pensiones. El logro que nos vende el Gobierno “más progresista de la historia”, junto con los ministerios sindicales, no es más que el timo de la revalorización de pensiones y un paso más en la privatización del sistema público de pensiones. Cuando millones de hogares subsisten a duras penas con la pensión de una mujer, bien sea jubilada, viuda o por discapacidad; en lugar de utilizar el IPC interanual (5,6 %) para la revalorización, toman el IPC promedio (2,5 %). Y no sólo este año, olvidémonos de recuperar el nivel perdido en los últimos años.

Se hace lo mismo en los convenios: que aceptemos pulpo, como animal de compañía.

No piensan aumentar el coeficiente de la pensión de viudedad, que debería ser un 100 %, pero a muchas no se les llega a reconocer ni el 60 %, que es seguir en la miseria. 

La otra agresión al sistema público de pensiones son los planes privados de empresa. Equivalen al descuelgue de los convenios, pero peor: debilitan nuestra capacidad de negociación, se escapan del control público, podrán ser corrompidos y disminuyen los ingresos en el sistema.

Todas somos o seremos pensionistas. 

Para tener una pensión digna hay que empezar hoy, luchando por nuestros derechos colectivos, contra las discriminaciones que dificultan la independencia económica y denunciando que este calvario laboral se traduce en una peor pensión. Avanzar es tomar conciencia de que el problema de las pensiones de las trabajadoras va unido al resto de condiciones laborales y vitales que se soportan.

Y, por si fuera poco, la gota que colma el vaso: una nueva “reforma laboral” en la que nada cambia para nosotras: la temporalidad sigue sin resolverse, a pesar de que quieran maquillarla, llamando «indefinidos» a contratos que permanecen atados a una naturaleza temporal, y sin tocar las causas de los despidos ni las indemnizaciones. Tampoco se resuelve la cuestión de las subcontratas y la externalización de trabajadoras, cuyas consecuencias las van a padecer sectores tan precarizados como el de las kellys.

Las desigualdades y discriminaciones que sufrimos las mujeres son estructurales y son consecuencia directa del actual sistema capitalista y patriarcal, que utiliza la violencia y todos los recursos a su disposición para mantener el orden social impuesto, y así, conseguir que las estructuras del sistema y sus relaciones de poder sigan intactas.

Estamos desbordadas, estamos hartas y, sobre todo, estamos organizadas. 

Para hacer frente a las desigualdades que debemos afrontar cada día, nos hacemos fuertes con CNT. 

Somos conscientes de la realidad que nos rodea, sabemos de las dificultades a las que nos enfrentamos para sobrevivir dentro del sistema actual; sobrevivir o malvivir, porque para muchas mujeres, el día a día es pura supervivencia. 

Queremos tener vidas dignas de ser vividas, y para eso nos necesitamos unas a las otras. Y no solo en este Estado: no podemos olvidar que a lo largo y ancho del mundo millones de mujeres luchan cada día para cambiar las cosas. 

Desde aquí, mandamos un saludo entusiasta y fraternal a todas las soñadoras y luchadoras que sufren los rigores de la tiranía en todo el mundo: las trabajadoras de las fábricas de Myanmar, Bangladesh, Marruecos… Las compañeras kurdas, las zapatistas, las afganas…y todas las que no nombramos aquí pero recordamos cada día.

Desde nuestra diversidad y circunstancias somos la misma clase, y nos mantenemos unidas.

Somos diversas y por eso ponemos encima de la mesa una propuesta para acabar con todo tipo de opresiones sociales, laborales y educativas, porque todas somos igual de valiosas; sumaremos nuestras experiencias y saberes para hacer frente a todas las desigualdades que sufrimos y conseguir una sociedad más justa.

Somos mujeres organizadas que luchamos contra la explotación, dando importancia a los cuidados, y apoyándonos las unas a las otras para la construcción de un mundo nuevo.

Un mundo anarquista pero sobre todo, feminista, en el que se reconozcan las fundamentales aportaciones que hacemos las mujeres en la sociedad, hoy y siempre. 

Ante el desborde, anarcofeministas en lucha.

  • La plantilla de Tubos Reunidos no respalda el acuerdo firmado por la mayoría del comité de empresa formado por LAB, UGT y CCOO.
  • “No se puede negociar asumiendo perdidas de poder adquisitivo desde el comienzo de la negociación” Afirma el delegado de la Sección sindical de CNT en TRG.

La empresa de Tubos Reunidos en Aiaraldea lleva desde el 2016 con el convenio de empresa caducado. Habiendo recibido 115 millones de euros de ayudas públicas de Europa se ve en la obligación de tener que negociar el convenio y así cumplir con las exigencias de dichas ayudas.

Desde septiembre del 2021 se está negociando en Tubos Reunidos la actualización de los salarios congelados desde el 2017 al 2021, antes de dar paso a la negociación del convenio. La mesa negociadora está compuesta por ELA, LAB, UGT, ESK y CCOO. “CNT planteó su incorporación en la mesa negociadora con aportaciones propias para la plataforma de negociación, pero el Comité decidió no valorar nuestras propuestas y excluirnos de la mesa negociadora“ nos hacen llegar desde los representantes de la sección sindical.

El pacto firmado por CCOO, UGT y LAB con la DTRG no ha sido respaldado por el 55% de los votos de la plantilla en referéndum. El acuerdo no se ajustaba a otro previo sobre unos mínimos negociables acordados por la plantilla y apoyados con paros en la fábrica. “No podemos aceptar una negociación sobre las tablas salariales, menores que las firmadas en el anterior convenio de hace 5 años y no vemos razonable la actualización de nuestros salarios sin una compensación por los atrasos, lo que nos deberían haber pagado en el 2017 no tiene el mismo valor hoy. Necesitamos un sindicalismo más combativo y no centrado en el pactismo” consideran desde CNT.

  • CNT se suma a la manifestación convocada por la Plataforma de Salud de Navarra para el viernes 18 de febrero
  • Esta movilización tiene como objetivo la defensa del sistema público sanitario y de sus profesionales y usuarios tras vivir una pandemia que ha dejado en evidencia todas sus carencias

Los sindicatos LAB, ELA, CCOO, ESK, Steilas, CGT, CNT y Solidari han anunciado su apoyo a la manifestación convocada por la Plataforma de Salud para este viernes en la capital navarra, que saldrá a las 19.00 desde la Plaza Baluarte. "La crisis sanitaria provocada por la Covid 19 ha supuesto un cambio social sin precedentes, en términos generales, y en el ámbito de la salud, en particular. Se han puesto de manifiesto una serie de fallos del sistema de carácter estructural que ponen a los/las trabajadores/as de la Sanidad Pública contra las cuerdas, con una merma en las condiciones laborales que les impide en muchos servicios y áreas poder proporcionar una atención de calidad en los cuidados y una mínima seguridad al paciente", han declarado durante la comparecencia.

Las centrales sindicales creen que el Gobierno foral debería tener en cuenta una serie de reivindicaciones que llevarán a esta marcha. Piden el dimensionamiento y estabilización de la plantilla para evitar las altas tasas de temporalidad y la saturación en muchos servicios; la dignificación de la contratación del personal temporal como de las contratas; el fin de las discriminaciones en el acceso a la carrera profesional; la captación de los fondos públicos que actualmente se destinan a Mutua Navarra para la cobertura de las contingencias comunes; y la optimización de los recursos públicos evitando los altos pagos en productividades en las actividades extraordinarias. Demandan también que el Departamento de Salud implemente las medidas comprometidas para la mejora de la Atención Primaria y que se anuncien las fechas concretas en las que dichas medidas verán la luz.

La movilización tendrá lugar este viernes las 19.00 en la Plaza Baluarte de Iruñea.

  • CNT anuncia otra victoria en Limpiezas Lombide
  • "La empresa tomo medidas contra la trabajadora, incluso difamándola ante la clientela", señala la central anarcosindicalista

Según anuncia el sindicato CNT, «la sentencia del Tribunal de Justicia del País Vasco dictada el pasado 8 de junio corrobora la vulneración de derechos fundamentales que nuestra delegada ha sufrido en la empresa y que desde este sindicato hemos denunciado en múltiples ocasiones». La citada sentencia confirma que Limpiezas Lombide «ha vulnerado el derecho fundamental de la trabajadora demandante a la tutela judicial efectiva, esto es, a ejercitar acciones judiciales o pretensiones ante la empresa en reclamación de lo que entendía eran sus derechos en relación con el reconocimiento de la que consideraba era la jornada que realmente venía realizando por encima de la contratada».

Desde el sindicato CNT muestran su satisfacción con la sentencia del TSJPV, ya que «supone un triunfo de la Sección Sindical de CNT frente a los intentos represores de Limpiezas Lombide, a pesar de las trabas interpuestas por las delegadas de CCOO y ELA en la empresa».

El origen del conflicto reside en una reclamación de la Sección Sindical de CNT en relación con la jornada laboral de las trabajadoras, que no se ajusta a la carga laboral que tienen asignada. «A pesar de existir un acta de la Inspección de Trabajo en la que corrobora el registro horario realizado entre el sindicato y la empresa, en lugar de cumplir con lo pactado, la empresa se ha dedicado a enviar cartas a las comunidades de vecinos en las que trabaja nuestra delegada anunciándoles la subida del precio del servicio, e incluso diciendo que la trabajadora chantajea a la empresa con sus reclamaciones», denuncia la central anarcosindicalista. A este respecto, la sala de lo social que que dichas cartas fueron «la respuesta empresarial a las demandas de la actora y que, de modo indirecto, ha motivado la decisión de reducir su jornada, al hilo de las rescisiones de los contratos de limpieza de varias comunidades de propietarios».

Por todo esto, el TSJPV ha condenado a Limpiezas Lombide a restituir la jornada laboral que le fue reducida en consecuencia de las bajas de las comunidades de vecinos a raíz de las cartas enviadas por la empresa. Desde el sindicato CNT remarcan que «a pesar de que esta sentencia supone un triunfo muy importante para la sección sindical, continuaremos con las acciones sindicales y juidciales necesarias hasta que Limpiezas Lombide respete los derechos de sus trabajadoras».

  • De la mano de CNT y de la Biblioteca Anarquista Mari Luz Lozano, la exposición "Mujeres Libres" se podrá visitar durante parte del mes de febrero
  • La exposición se celebrará en la casa de la juventud de Tafalla (La Kolasa), del 7 al 19 de febrero de 2022

Esta exposición trata de recuperar la historia olvidada de la organización Mujeres Libres, una agrupación femenina surgida en el seno del movimiento libertario durante el año 1936, cuyo propósito era unir a las mujeres de clase obrera para luchar por su emancipación.

Transcurridas ocho décadas desde la creación de esta organización femenina, la Fundación Anselmo Lorenzo, a través de esta exposición itinerante, trata de rescatar a estas mujeres del olvido dándoles el reconocimiento que merecen, para que su lucha sirva de experiencia y aprendizaje al movimiento feminista actual.

La muestra está compuesta por 16 paneles, además de materiales sonoros y audiovisuales, con información sobre la gestación y desarrollo de la organización, sus reivindicaciones y ámbitos de actuación, sus planteamientos sobre igualdad, educación, trabajo, sexualidad y la participación activa que desarrolló para enfrentarse al levantamiento del 36.

Dirección: C/ Mayor 42, Patio de la Kolasa. Tafalla.

Horario: Abierto de lunes a sábado de 16:30 a 21:30 horas

Miles de personas han participado en las manifestaciones contra el colapso de Osakidetza en las tres capitales vascas.

En la manifestación de Bilbao, con más de 10.000 participantes, se ha denunciado especialmente el desmantelamiento progresivo de la sanidad pública, que empuja a cada vez más usuarios a los seguros privados y a la sanidad privada.

La sección sindical de CNT en Osakidetza, que ha participado activamente en las movilizaciones, ha denunciado también la política del PNV en sanidad, cerrando centros de atención primaria y atención continuada, y reduciendo las inversiones en los que permanecen abiertos, al igual que la política de personal en Osakidetza, evitando las contrataciones, abusando continuamente de la profesionalidad y entrega de la plantilla, que cada vez se encuentra más exhausta y desengañada.

Llamamos a trabajadoras y trabajadores a seguir en esta línea de movilizaciones, a extenderlas a usuarias y usuarios y, junto a nosotras, poner fin a esta agresión continua e interesada a la sanidad pública, a Osakidetza.

 

Sección Sindical de CNT en Osakidetza

 

   

  • El 8 de enero se realizarán movilizaciones por los derechos de las personas presas
  • Bajo el lema Elkarbizitzarako. Bakerako. Etxerako BIDEAN, CNT se posiciona a favor de los derechos humanos, de la convivencia y de dar salida al asunto de los presos, huidos y deportados

Cada año, a comienzos de enero, se realiza una manifestación multitudinaria en Bilbao "que exige dar una solución a la situación de  las personas presas". La cita este año es el 8 de enero , pero debido a la situación epidemiologica, en vez de realizar la masiva manifestación en Bilbao, se realizarán movilizaciones en los municipios. "Desde este sindicato, como cada año, hacemos un llamamiento a acudir a las movilizaciones", señalan desde la organización anarcosindicalista, movilizaciones organizadas por Sare y que tiene el apoyo de las organizaciones sindicales de toda Euskal Herria.

El manifiesto recuerda que "también desde el mundo sindical llevamos tiempo trabajando en consonancia con estas reivindicaciones para que terminé de una vez por todas la política penitenciaria de excepción", siendo un ejemplo las concentraciones que se realizan mensualmente en Bilbao. "Esperamos que estas movilizaciones sean ya unas de las últimas", señalan desde CNT.

Agenda

Sin eventos