Opinión

Yo, ingenuo de mí, que me creía curado de espantos… que creía conocer los huecos y recovecos de un sistema brutal e indigno que se disfraza con máscaras de respeto y tolerancia mientras persigue, oprime y destruye cualquier disidencia… que me he saciado hasta la náusea con sus mentiras, manipulaciones, vacuidades y estupideces… que me he indignado y reído de sus grotescas patochadas y he blasfemado hasta quedarme ronco… Yo, ingenuo de mí, repito, me he quedado boquiabierto al descubrir que los títeres son unas peligrosísimas armas de exaltación de la violencia y de no sé qué cosas más que…
Hace unas semanas, el Consejo de Relaciones Laborales publicó información sociolaboral del mes de septiembre de 2015. Voy a dedicar los siguientes parrafos a traducir lo que se esconde tras esa maraña de números.
Gipuzkoako patronalen capo di tutti capi, Gibelaldek, harroputza dela erakutsi du (ezer berria), menderaezinak direla uste baitute. Euskal Herriko klase-borrokan, ADEGIko lehendakariak esandakoa kapitalisten ofentsiba gogorra agerian uzten du.
Bueno, bueno, ya han transcurrido unos días desde las últimas elecciones, se han configurado los ayuntamientos y, como siempre, la escenificación de este circo ha tenido episodios para todos los gustos.
CONFEBASK pozik dago. Patronalaren alderdiak hauteskundeak irabazi ditu, beraien negozioentzako oso onuragarria dena. Gainera, maiatzean Euskal Ekonomiaren Perspektibak zeintzuk diren argitaratu zuten. Harrigarria hauen diagnostikoa.
En julio de 1944, cuando faltan apenas nueve meses para el fin de la Segunda Guerra Mundial, los representantes de medio centenar de países se reúnen en Bretton Woods (New Hampshire, EE.UU.). Allí, en apenas un mes de monólogo estadounidense se pusieron las bases para, una vez más, refundar el capitalismo. El modelo allí implantado ha regido en buena parte del mundo durante todo el siglo XX y, aún hoy, sufrimos con infinita paciencia sus nefastas consecuencias.

Agenda

Sin eventos