• El próximo 4 de enero se cumplen 85 años del bombardeo de Bilbao
  • "Se han organizado actividades con el objetivo de rescatar este hecho histórico que, a día de hoy sigue impune", resaltan las organizadoras

Dentro del trabajo para recuperar la memoria histórica, Bilboko Oroimena ha traído la fecha del 4 de enero de 1937, en la que una veintena de aparatos de los modelos alemanes “Junker Ju52” y “Heinkel He52” sobrevolaron la villa y la bombardearon. Para ello han organizado varias actividades, como proyecciones y una exposición.

El día 4 de enero a las 12:00 se realizará un acto de memoria y ofrenda floral frente al Ayuntamiento. Por la tarde, a las 19:00, se proyectarán los documentales "Legión Cóndor, pasado y presente de un crimen de guerra" y "Sirena hotsak", junto a una charla, en Malatesta Kultur Lubakia (Casco Viejo, Somera 10 Bilbao). Además, en el mismo Malatesta habrá una exposición de la destrucción de Bilbao provocada por la Legión Condor.

 

 

 

  • La central anarcosindicalista denuncia la "jugada de Gobierno Central y centrales sindicales pactistas para no derogar las reformas de 2012 y 2010"
  • "Sólo un sindicalismo de implantación en el centro de trabajo, independiente y combativo, será capaz de lograr mejoras", ha resaltado CNT

El Acuerdo de Gobierno celebrado entre PSOE y UP a finales de 2019 decía expresamente en su apartado 1.3: «derogaremos la reforma laboral». Pero, en la enésima de las traiciones del PSOE a las trabajadoras y trabajadores, en esta ocasión secundado por UP, ha optado por llevar a cabo un retoque meramente cosmético de la reforma de 2012. Sin embargo, y como quiera que para tales iniquidades sí que cuenta con una plena cobertura mediática que va desde la extrema derecha hasta los medios «progres» que lo apoyan (Público, eldiario.es, etc.), el Gobierno ha optado por lanzarse a una campaña de fakes que procura presentar las modificaciones en la actual legislación laboral como un cambio de paradigma en las relaciones laborales y a la principal urdidora del fraude (Yolanda Díaz) como una suerte de heroína.

No nos debe extrañar que la CEOE haya saludado la nueva reforma laboral pactada porque ‑en su opinión- «consolida el modelo laboral actual» al mantener «intactos los mecanismos de flexibilidad interna que garantizan la adaptabilidad de las empresas».

1. LOS SUPUESTOS CAMBIOS EN LA TEMPORALIDAD DE LOS CONTRATOS

A grandes rasgos, puede decirse que hay cuatro tipos principales de contrato laboral en España: indefinido, temporal, para la formación y en prácticas. La idea que se pretende «vender» desde el Gobierno es que la posibilidad de celebrar contratos que no sean indefinidos quedará muy restringida tras la reforma laboral. Según ese relato, el carácter indefinido de la relación de trabajo pasará a ser la regla, con apenas excepciones. Pero finalmente esto no es así.

En realidad, lo que el Gobierno ha hecho para conseguir la firma de la patronal no es más que eliminar la modalidad “por obra o servicio” y mantener el eventual por circunstancias de la producción (por acumulación de tareas o exceso de pedidos) con alguna modificación menor, ya que introducen dos subtipos. Ahora las empresas podrán recurrir a esta modalidad temporal, en primer lugar, cuando se produzca un incremento “ocasional e imprevisible y las oscilaciones que, aun tratándose de actividad normal de la empresa, generan un desajuste temporal entre el empleo estable disponible y el que se requiere”, con una duración máxima de 6 meses, ampliables 6 más si así lo permite el convenio colectivo. Pero además podrá, en segundo lugar, firmarse este tipo de contrato temporal para atender situaciones ocasionales, incluso si son previsibles, con una duración máxima de 90 días en el año natural.

En definitiva, que reformulan el contrato eventual por acumulación de tareas o exceso de pedidos para dejarlo prácticamente igual.

¿Es acaso digna de aplauso la novedad de crear una concreta modalidad de contrato temporal reducida a solo 90 días, porque implique algún avance en la legislación? Según el informe Costes económicos y sociales de la inestabilidad en el empleo, elaborado por el Gabinete Económico Confederal de CCOO, los 4,4 millones de asalariados temporales se reparten al año más de 20,3 millones de contratos (4,61 contratos por persona con un contrato temporal y año de media), lo que nos da una duración media de los contratos temporales que no llega a los 80 días.

Por eso, si tenemos en cuenta que la gran mayoría de contratos temporales duran menos de esos 90 días que se ha establecido como duración máxima de estos contratos, la incidencia de la norma sobre el mercado de trabajo será mínima. Es más, en aquellos casos en los que la duración prevista sea superior a 90 días, lo que puede implicar es que la extinción de la relación de trabajo se anticipe, como forma de evitar la conversión del contrato en indefinido, con lo cual la reforma sólo ayudaría a promover la ya altísima tasa de rotación en el trabajo que caracteriza al mercado laboral en España.

En fin, si además consideramos que la esencia de la reforma laboral del PP (el coste del despido) no se toca, la consecuencia de la eventual conversión de un contrato temporal en indefinido tampoco sería tan grave para el empresario, porque el despido de una trabajadora indefinida que llevase trabajando 120 días, pongamos por caso, sólo supone la necesidad de abonarle 11 días de salario, lo que significa un sobrecoste que no llega al 10 % durante la vigencia del contrato.

2. ¿CAMBIA ALGO EN LOS CONTRATOS EN PRÁCTICAS?

Respecto del contrato en prácticas, su regulación permanece igual. La regla sigue siendo que su concertación ha de tener lugar en los cinco años siguientes a la finalización de los estudios. La única innovación reside en que, con arreglo a la legislación vigente, esta clase de contrato podrá celebrarse con los discapacitados hasta siete años después de la obtención del título académico que da lugar a las prácticas, duración que se rebaja a seis en la propuesta gubernamental.

3. EL CONTRATO PARA LA FORMACIÓN PARECE QUE SÍ CAMBIA… Y EMPEORA

Si hasta ahora era posible recurrir a esta modalidad para la contratación de jóvenes entre 16 y 25 años que carezcan de la titulación requerida para celebrar un contrato en prácticas, en la reforma gubernamental esa posibilidad se reduce como regla (hay excepciones) a los jóvenes entre 16 y 21 años.

En resumen, dado que el contrato para la formación es temporal y restringe los derechos que posee la persona trabajadora sujeta a un contrato común, se ha de considerar positivo el que se rebaje de 25 a 21 años la edad máxima con la que puede concertarse este tipo de contrato, así como que su duración ordinaria se rebaje de tres a dos años; pero hay que considerar negativo el que la duración mínima pase de un año en la actualidad a seis meses y que asimismo el tiempo mínimo que se haya de dedicar a la formación durante el primer año se reduzca del 25 % al 15 %.

4. CONTRATO INDEFINIDO: REFUNDICIÓN DE MODALIDADES, PROPAGANDA Y NADA MÁS

Respecto del contrato indefinido, desde la claque mediática del Gobierno se nos trata de vender la idea de que, a partir de la nueva redacción del ET, como regla los contratos van a ser indefinidos y que los temporales van a ser tan sólo expresamente aquellos que encajen en alguna de las modalidades de contrato temporal, y que, en particular, pasarán a ser indefinidos los contratos que se celebren para cubrir puestos de trabajo de temporada (hostelería, campañas navideñas, etc.). No obstante, hay que decir que, en el plano de la legalidad, ello es ya así, de modo que la pretendida innovación vendría a ser una suerte de descubrimiento de la pólvora.

El nuevo contrato que se propone por parte del Gobierno abarcaría estas dos modalidades, pudiéndose concertar «para la realización de trabajos de naturaleza estacional o vinculados a actividades productivas de temporada, para el desarrollo de aquellos que no tengan dicha naturaleza pero con fechas de llamamiento cierto aunque indeterminado, así como para el desarrollo de trabajos consistentes en la prestación de servicios en el marco de la ejecución de contratas mercantiles o administrativas que, siendo previsibles, formen parte de la actividad ordinaria de la empresa», circunstancia esta última en la que están las contratas, que no dejan de ser un subtipo contractual dentro del supuesto de contratos fijos con «fechas de llamamiento cierto aunque indeterminado».

5. ¿SE CAMBIARÁ ALGO EN LA SUBCONTRATACIÓN?

Las empresas pueden solicitar los servicios de otras compañías para que realicen parte de la actividad que integra el proceso productivo, a través de una encomienda de tareas a una empresa externa que se denomina subcontratación o outsourcing. De nuevo los intereses empresariales han prevalecido: se fija que la referencia para los trabajadores subcontratados sea el convenio sectorial de la actividad en cuestión, pero si la empresa de la que dependen tiene un convenio propio, es éste el que se aplicaría. Eso sí, dado que se ha pactado la prevalencia del convenio sectorial respecto a salarios, en la práctica estos seguirían marcados por el sector. La empresa no podría jugar a la baja con las remuneraciones, aunque no ocurre lo mismo con otras condiciones laborales (jornadas, horarios, compensación u abono de horas extra, etc.).

6. NO SE RESTABLECEN LAS ANTERIORES INDEMNIZACIONES POR DESPIDO, NI REGRESAN LOS SALARIOS DE TRAMITACIÓN

Esto es algo que ya sabíamos desde el inicio de las negociaciones, pues jamás ha estado sobre la mesa restablecer las indemnizaciones por despido que recortó la reforma laboral del PP de 2012. Recordemos que, hasta 2012, las indemnizaciones por despido improcedente ascendían a 45 días de salario por año trabajado con un tope de 42 mensualidades, y que la empresa, incluso cuando optaba por la indemnización frente a la readmisión, tenía que abonar en todo caso los salarios de tramitación. Con la reforma laboral de 2012 estas indemnizaciones quedaron reducidas a 33 días de salario por año, con un tope de 24 mensualidades, y desaparecieron los salarios de tramitación cuando la empresa optaba por la indemnización.

Pues bien, parece que para el Gobierno de coalición de “izquierdas”, el gran recorte en los costes de las empresas para despedir no forma parte de los aspectos “más lesivos” de la anterior reforma laboral. Despedir sigue siendo igual de barato que como lo dejó el PP, cosa que ni se han atrevido a plantear en un inicio de la negociación con la Patronal.

Añádase que la supresión de los salarios de trámite dio lugar a una huelga general el 20 de junio de 2002, cuando el PP hizo un primer intento fallido de introducirla por primera vez en nuestra legislación, y a dos huelgas generales en 2012 (las de los días 29 de marzo y 14 de noviembre), ambas contra la reforma laboral de la cual esta supresión era un componente esencial. Ahora, sin embargo, CCOO y UGT parecen dar por bueno lo que ayer consideraron inadmisible y la izquierda política santifica este aspecto esencial de la reforma laboral del PP, poniendo de manifiesto hasta qué extremo de degeneración han llegado todas estas organizaciones que viven del corrompido sistema pseudodemocrático.

7. DESPEDIR SEGUIRÁ SIENDO, ADEMÁS DE BARATO, MUY FÁCIL DE JUSTIFICAR

Tampoco se revocan las enormes facilidades que para el despido colectivo y para el despido individual objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas y de la producción se introdujeron con la reforma laboral del PP.

Recordemos que, antes de la reforma de 2012, los despidos colectivos necesitaban la autorización administrativa. El PP no solo facilitó y amplió las causas de despido colectivo, sino que eliminó la fase administrativa de tal manera que, si el periodo de consultas con los representantes de los/as trabajadores/as acababa sin acuerdo, la empresa puede imponer el despido colectivo a criterio dejando tan solo la posibilidad de impugnarlo ante los Tribunales. Al Gobierno PSOE-UP estos recortes de derechos deben parecerle bien porque ni han intentado modificarlos.

Lo mismo pasa con las facilidades introducidas por la reforma del 2012 para los despidos objetivos individuales, que son aquellos que son indemnizados tan solo con 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades: no se tocan y no se habla de ello, como si la facilidad para despedir no fuera sumamente lesiva para la clase trabajadora.

8. ¿Y QUÉ PASA CON LA REFORMA LABORAL QUE HIZO EL PSOE EN 2010?

A esa reforma laboral, la que hizo el Gobierno de Zapatero en 2010, ni se la menciona, dándola tácitamente por buena, tal vez con la esperanza de que la más profunda y lesiva reforma del PP de 2012 la borre de nuestra memoria.

Pero CNT no la olvida: en aquella reforma, entre otros recortes de derechos, se empezó a ampliar los supuestos donde la indemnización por despido improcedente era 33 días por año (en vez de la de 45 días), haciéndola extensible no solo ya a los contratados bajo la modalidad de “fomento del empleo” como hasta entonces, sino también a los trabajadores con más de 3 meses en las listas del desempleo, los desempleados entre 31 y 44 años que hayan tenido un contrato fijo y que se les hubiera extinguido un contrato de carácter indefinido en una empresa diferente, a los desempleados que en los dos años anteriores hubieran estado con contratos temporales y a los contratados temporales a quienes la empresa quisiera hacer fijos desde la reforma. Además, inauguró la senda de facilitar los despidos objetivos por causas económicas y estableció el despido objetivo por absentismo.

9. LOS RECORTES EN EL FOGASA TAMPOCO SE TOCAN

Una de las cuestiones que no han sido tratadas ni modificadas en la reforma laboral es el régimen jurídico del Fondo de Garantía Salarial, el organismo que abona a los trabajadores el importe de los salarios pendientes de pago e indemnizaciones por despido en caso de insolvencia empresarial. Actualmente, España es el país con mayor incremento de insolvencias empresariales, lo que nos da una idea de la importancia de este organismo que, en muchísimas ocasiones, es el encargado de abonar a los trabajadores lo que le corresponde.

Durante el año 2012 se modificó el sistema de cálculo de la prestación abonada por el FOGASA, de manera que se limitó el alcance de su responsabilidad y, de esta manera, se disminuyó de manera importante la cantidad que los trabajadores pueden percibir por parte de este organismo en caso de insolvencia del empleador.

Por un lado, se redujo la cuantía máxima a abonar en concepto de salario, la cual pasó del triple del salario mínimo interprofesional diario con un máximo de 150 días, al doble del salario mínimo interprofesional diario con un máximo de 120 días.

Por su parte, se redujo también la responsabilidad del FOGASA en cuanto a la cantidad a abonar en concepto de indemnización por despido. Así pues, la base de cálculo pasó del triple del SMI al doble del mismo.

Asimismo, se modificó el régimen especial existente para las empresas de menos de 25 trabajadores, con lo que se redujo la cantidad a abonar en caso de que se hubiera extinguido el contrato como consecuencia de un despido fundado en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción del 40 % de la indemnización legal al máximo de 8 días de salario, y afectando solo a los contratos indefinidos.

10. REFORMA LABORAL Y REFORMA DE LAS PENSIONES: JUEGO DE TRILEROS

En fin, como guinda de esa degeneración se ha de recordar lo que está sucediendo con las pensiones, otro caso de neolengua, en el que el ataque más grave a la capacidad adquisitiva de las pensiones de los últimos años se está recubriendo con una verborrea que trata de encubrir la realidad. En efecto, el pasado jueves 2 de diciembre, el Congreso aprobó la reforma de las pensiones impulsada por el ministro José Luis Escrivá, una ley que tiene entre sus principales razones de ser la actualización de las pensiones en función del IPC, pero con una poco disimulada trampa a la hora de realizar el cálculo del IPC.

La fórmula que se ha utilizado desde siempre es el IPC acumulado o interanual, un reflejo real de cuánto ha aumentado el coste de la vida. Pero el pacto de las pensiones entre el Gobierno, los dos sindicatos al servicio del poder y la patronal eligió otra fórmula: el IPC medio anual en los 12 meses previos, lo que aquí y ahora significa una pérdida de un 3 % en el poder adquisitivo. Y es que, aunque el IPC anual es del 5.5 %, las pensiones sólo subirán un 2,5 %. Así, mediante una suerte de juego verbal, típico de los trileros de la palabra en que estas organizaciones se han convertido, las pensiones suben con arreglo al IPC, pero el IPC deja de calcularse como hasta ahora se había venido haciendo, para así encubrir este ataque a los bolsillos de los pensionistas.

  • La sentencia, firme, no admite el Recurso e impone el pago de costas a la Entidad Foral
  • “La Diputación ha financiado la actividad antisindical con el dinero de todas, demostrando que es igual o peor que la patronal”, ha señalado la sección sindical

Tras cinco años de acción sindical, vigilancia en cumplimiento en materia de prevención y litigios con la Diputación Foral de Bizkaia, el Tribunal Supremo ha dado la razón a la sección sindical de CNT en la Diputación. El Supremo ha inadmitido el recurso de la Diputación Foral de Bizkaia con el que pretendía vulnerar el derecho fundamental a la libertad sindical, intentando dejar fuera de la institución a la sección sindical de CNT, constituida en 2016.

La Diputación se negó a reconocer la constitución del sindicato en la Administración Foral para no atender peticiones e impedir la representación de la afiliación por parte del delegado. Sin embargo actuaba contra el delegado restringiéndole derechos e incluso expedientándole por ejercer su derecho huelga, con la intención de socavar la actividad sindical.

La sentencia del TSJPV, que ahora es firme, afirmaba que la Diputación Foral de Bizkaia “infringió la libertad sindical al no reconocer la sección sindical de CNT, ni al delegado de la misma su condición” condenándola a reconocer tanto a la sección sindical como al delegado su condición con todo el alcance legal previsto.

Desde CNT “mostramos una dura crítica y preocupación por la conducta de una Administración Pública que, en lugar de ser garante de derechos, deviene en vulneradora sistemática y para ello no ha dudado en derrochar dinero público en recursos para impedir el derecho a la actividad sindical”.

  • La Fundación Anselmo Lorenzo (FAL) lanza su campaña de financiación más ambiciosa para la catalogación de todo el fondo posterior a 1939
  • "Mediante publicaciones, actos y conferencias, la FAL es un agente activo de primer orden en la edificación del porvenir libertario. Y es aquí donde entras en acción, porque sin ti nada de esto sería posible", han señalado desde la Fundación
  • CNT anuncia que prosigue con la segunda tanda de huelgas desde noviembre.
  • "Ante la falta de interés de la empresa, no nos queda otra opción", ha señalado la sección sindical

Desde el 9 de diciembre hasta el 17, la plantilla de Ecología y Espacio en la CAPV está en huelga. CNT destaca que, «ante una dirección que no respeta los acuerdos, la unidad de la plantilla desde el inicio de las movilizaciones ha sido total, con un seguimiento del 100% de la plantilla en las jornadas de huelga y paros en noviembre».

Según denuncia CNT, «Ecoespacio, empresa dedicada al mantenimiento de infraestructuras forestales para empresas como Iberdrola, CLH o Enagas, no cumple los acuerdos y despide a quien reclama sus derechos». La sección sindical denuncia tambien «los incumplimientos de convenio, los despidos y la persecución sindical, además de las precarias condiciones de los compañeros desplazados a Francia y la falta de prevención en materia de salud laboral». «Ante la falta de voluntad de la dirección por reconducir la situación en la mesa de negociación, continuaremos hasta que Ecoespacio cumpla con los acuerdos y garantice la estabilidad de la plantilla», subraya CNT.

  • Las y los trabajadores de la empresa Glefaran en Aranguren (Bizkaia) han conseguido una victoria excepcional en la negociación de su nuevo Convenio
  • A esto hay que sumar la readmisión de 2 compañeros despedidos injustamente por la Dirección

Una vez más, David vuelve a ganar a Goliat. Las y los trabajadores de Glefaran han conseguido un acuerdo "satisfactorio para la plantilla horas antes de comenzar la huelga indefinida", que se votó por mayoría aplastante en la asamblea celebrada la a finales de octubre, señalan desde CNT. Los objetivos estaban claros: readmisión de los dos compañeros despedidos de una forma fulminante e injusta, que la Dirección decidió realizar para presionar las negociaciones de cara al nuevo convenio. "El tiro les salió por la culata", y ese hecho hizo que la plantilla de Glefaran estuviera más unida para enfrentar a un enemigo común: la patronal.

Así las cosas, la Dirección de la empresa, tras "varias semanas con una actitud de pasotismo a las exigencias" de las y los trabajadores de Glefaran. Por si fuera poco, decidieron despedir de una forma injusta e inexplicable a dos compañeros sin justificación lógica alguna. Como comentaron muchos trabajadores de la fábrica, "fue la gota que colmó el vaso". Por ello, la organización y unión obrera aumentó y la idea de parar la factoría para conseguir lo que se pedía estaba más claro aún. Había dos puntos importantes:

  1. Denunciar los despidos de 2 trabajadores. Donde se exigía la readmisión de ambos inmediatamente. Sin su readmisión, las y los trabajadores no se sentarían a negociar.
  2. -La falta de voluntad para comenzar la negociación de un pacto Convenio por parte de la empresa. A la vez que exigir compromisos que garantizaran el futuro del empleo y las condiciones laborales.

Ante la actitud de la Dirección, se presentó el documento de huelga indefinida que iba a comenzar el 8 de noviembre. La empresa comenzó a titubear y a ponerse nerviosa frente a la negociación que querían llevar adelante: tenían mucha prisa por  llegar a un acuerdo. Finalmente, decidieron aceptar prácticamente todas las exigencias que la plantilla de Glefaran había solicitado. Readmisión de los dos trabajadores despedidos; subida de sueldo; paga de marzo al 100%; subida de categorías para varios puestos, etc.

"De este conflicto laboral se sacan varias conclusiones", señalan desde la plantilla. Aunque la más importante es, que con la unión de las y los trabajadores de la plantilla, se han conseguido la mayoría de objetivos que se han exigido. La unión hace la fuerza y la organización obrera certera y consciente siempre saldrá victoriosa ante la patronal. Subrayar también que consiguieron estas mejoras laborales sin hacer ningún día de huelga. "La presión pudo con ellos".

  • CNT organiza la presentación del libro de Ahoztar Zelaieta el próximo 14 de diciembre en Bilbao y el 16 en Barakaldo
  • “Se desvelará el gran negocio que hay detrás de las residencias y la privatización de las mismas” ha recalcado la central anarcosindicalista

Ahoztar Zelaieta periodista de investigación y criminólogo, trabajó en el diario Egin y en la revista Ardi beltza, medios de comunicación clausurados por el juez Baltasar Garzón, así como en la revista Kalegorria.

La incidencia de la pandemia del coronavirus en las residencias ha puesto de manifiesto las deficiencias del modelo vigente y supone otra variable desmitificadora de uno de los referentes del oasis vasco, Osakidetza.

El periodista Ahoztar Zelaieta desvela en su libro “Residencias SA. El negocio de los cuidados en Euskal Herria” la cronología y el modus operandi de la demolición del sector público de la residencias a través de un proceso de privatización reprobado por el Ararteko, el Defensor del Pueblo Navarro y diversos agentes sociales, políticos y sindicales.

Malatesta Kultur Lubakia, situado en Somera kalea 10, Bilbo, será de nuevo el espacio elegido por CNT para presentar el libro de Ahoztar a las 19:00 h. el próximo 14 de diciembre. Dos días más tarde, el 16, lo presentará en la sede de Barakaldo (Castilla y León 10), a las 19:00.

“El aforo será limitado y se cumplirá estrictamente con la normativa anti Covid para garantizar la seguridad de los y las asistentes” han remarcado desde CNT.

  • Sindicatos y movimientos sociales llaman a participar en las movilizaciones que se realizarán el 1 de diciembre
  • "Contra las reformas laborales y de pensiones, sobran motivos", han señalado las convocantes

Diversos agentes y colectivos del movimiento popular han comparecido para expresar su adhesión a la jornada de movilizaciones convocada por los sindicatos CNT, ESK, STEILAS, ETXALDE, HIRU, CGT, LAB y ELA en Hego Euskal Herria para el 1 de diciembre. Concretamente, nos movilizaremos ese día, a las 11:00, en las capitales de Hego Euskal Herria; y, por la tarde, en diferentes municipios. Los convocantes y los agentes adheridos hemos remarcado la necesidad de salir a la calle.

Esta es la lectura realizada en la comparecencia:

Hoy aquí nos hemos reunido diversos agentes y colectivos del movimiento popular para expresar nuestra adhesión a la jornada de movilizaciones convocada por los sindicatos LAB, ELA, ESK, STEILAS, ETXALDE, HIRU, CGT y CNT en Hego Euskal Herria para el 1 de diciembre.

La crisis sanitaria provocada por la COVID-19 nos ha llegado sin que hubiéramos superado las consecuencias de la crisis de 2008. Pero esto no solo está siendo una crisis sanitaria. La pandemia ha acelerado las crisis múltiples que ya vivíamos y las opresiones provocadas por el sistema capitalista, heteropatriarcal y colonialista se han profundizado aún más.

La nefasta gestión de todo lo anterior ha dejado claro que los centros de poder económicos y políticos han optado por obviar la sostenibilidad de la vida e imponer decisiones para mantener la acumulación de capital. En lugar de extraer lecciones e iniciar un profundo cambio de rumbo, las previsiones de los próximos meses y años dejan claro que las decisiones continuarán en la misma línea: desde la condicionalidad y dirección de los fondos europeos, pasando por las reformas laborales y de pensiones que se están debatiendo estos meses en Madrid, hasta las políticas presupuestarias, de igualdad y sociales de nuestro país.

Trabajo, pensiones y una vida digna. No a las reformas laborales y de pensiones. Soberanía para una vida digna. Nos unen estas reivindicaciones que son básicas.

Son necesarias medidas de reconocimiento y reparto de todos los trabajos, y también es hora de garantizar unas condiciones dignas para el empleo. Ésta es una reivindicación de las nuevas generaciones de trabajadores y trabajadoras condenadas a la precariedad, de las mujeres que estamos en los márgenes y en trabajos invisibles, de quienes recibimos prestaciones de desempleo insuficientes para sobrevivir.

No vamos a permitir recortes de derechos ganados con años de lucha y entre otros, reivindicamos el derecho a una pensión digna. Tanto de quienes somos pensionistas ahora como de quienes lo seremos en el futuro. Sistema de pensiones sin brecha de género, vinculado al poder adquisitivo real, propio, público y universal.

En definitiva, por encima de la codicia y el ansia de poder de unos pocos, reivindicamos medidas políticas que pongan en el centro las vidas de todas las personas, la supervivencia de nuestro pueblo y del propio planeta. Es imprescindible, por tanto, un profundo cambio de rumbo, como es imprescindible tener el derecho y la capacidad de adoptar y llevar a cabo decisiones soberanas.

Todo esto nos lleva a tomar posición en la batalla de las reformas laborales y de pensiones que se están debatiendo estos días. No estamos dispuestas a aceptar nuevos recortes que empobrecen y precarizan nuestras vidas. Feministas, ecosocialistas, jóvenes, estudiantes, activistas por los derechos sociales, antimilitaristas e independentistas de Euskal Herria no estamos dispuestos y dispuestas a aceptar este escenario.

Por eso, en este contexto, los agentes sociales de Hego Euskal Herria vemos con buenos ojos la propuesta de los sindicatos y hacemos un llamamiento a la movilización el 1 de diciembre. Como ya hemos comentado, razones no nos faltan. Queremos decir alto y claro que hay otra manera de hacer las cosas y que quienes estamos aquí estamos dispuestos y dispuestas a seguir luchando en esa dirección. Ahora que nos quieren separadas y desmovilizadas, juntas somos más fuertes.

Así las cosas, el 1 de diciembre realizaremos manifestaciones en las cuatro capitales de Hego Euskal Herria a las 11:00. Concretamente, en Bilbo desde el Ayuntamiento, en Donostia desde el Gobierno Civil, en Iruñea desde la CEN y en Gasteiz desde la Plaza de la Provincia.

Del mismo modo, por la tarde, se llevarán a cabo movilizaciones en los siguientes municipios, entre otros:

Bizkaia (12)

  • Bilbo
  • Durango -Algorta -Basauri -Barakaldo -Zalla
  • Galdakao -Mungia -Erandio -Zornotza -Igorre
  • Ondarru

Gipuzkoa (10)

  • Donostia -Beasain -Tolosa -Hernani -Irun -Errenteria -Azpeitia -Zarautz -Eibar -Arrasate

Nafarroa (3)

  • Iruñea -Tutera -Lizarra

Araba (3)

  • Gasteiz -Agurain -Laudio

Esta es la lista de los agentes, movimientos populares y colectivos que se suman a esta convocatoria:

  • Arabako Osasun Publikoa Aurrera plataforma
  • Argilan-ESK
  • Ari Du Elkartasun Sarea (Plentzia Gorliz Lemoiz)
  • Arrigorriagako pentsionisten asanblada
  • Asociación Colectivo Bachue Elkartea
  • Asociación Mujeres en la Diversidad
  • Asociación Posada de los Abrazos
    ATH-ELE
  • Berri-otxoak (Plataforma contra la exclusión y por los derechos sociales)
  • Bizitzak Erdigunean Koordinadora Feminista
  • Bizkaiko Emakumeen Asanblada (AMB-BEA)
  • Congreso de los Pueblos
  • Ehun euskal errepublikaren aldeko mugimendua
  • Ekologistak Martxan
  • Emakume Askeak.Mujeres Libres
  • Eragin
  • Ernai gazte antolakundea
  • Euskal Gune Ekosozialista
  • Euskal Herriko Bilgune Feminista
  • Euskal Herriko Emakumeon Mundu Martxa
  • Euskal Herriko Eskubide Sozialen Karta
  • Euskal Herrian Euskaraz
  • Euskal Herriko Neska* Gazteak
  • FeministAlde
  • Gu ere bagara Bilbo
  • IKAMA (Ikasleria Martxan)
  • Iniciativa por el Derecho a Techo y Contra la Exclusión Social de Gasteiz
  • Irauli
  • Izartu Mungialdea
  • Kakitzat (Koordinakunde Antimilitarista)
  • Laumunarrieta Memoria Elkartea
  • Marimatraka Santurtziko Talde Feminista
  • Mugarik Gabe ONGD
  • OKA elkartea (Berriz)
  • OMAL-Paz con Dignidad
  • Oneka Euskal Herriko Emakume Pentsionistak elkartea
  • Ongi Etorri Errefuxiatuak Araba
  • Sare Antifaxista
  • Trabajadoras No Domesticadas

Del mismo modo, el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria señaló en las movilizaciones del 13 de noviembre que se sumaba a las convocatorias del 1 de diciembre.

  • La huelga está convocada del 15 al 25 de noviembre
  • "Es la empresa la que ha forzado la situación, al hacer oídos sordos a nuestras peticiones", ha señalado la sección sindical

Según denuncia CNT, Ecoespacio, empresa dedicada al mantenimiento de infraestructuras forestales para empresa como Iberdrola, CLH o Enagas, "no cumple los acuerdos alcanzados entre la sección sindical de CNT y la empresa tras los paros del pasado julio y despide a quien reclama sus derechos". CNT subraya que "la dirección de Ecoespacio ha hecho oídos sordos a los llamamientos a reconducir la situacion y a las movilizaciones realizadas por la plantilla a lo largo del mes de octubre". Por ello, en defensa del empleo y de los derechos en Ecoespacio, CNT convoca huelga en los centros de trabajo de la CAV del 15 al 25 de Noviembre".

Por otro lado, la sección sindical denuncia tambien "los incumplimientos de convenio, los despidos y la persecución sindical, además de las precarias condiciones de los compañeros desplazados a Francia y la falta de prevención en materia de salud laboral". Ante la cerrazón y la represión por parte de la dirección, la plantilla de Ecoespacio se ha visto nuevamente abocada a convocar nuevas jornadas de huelga en noviembre y que continuarán en diciembre "si Ecoespacio continua incumpliendo los acuerdos y no respeta los derechos de la plantilla", señala CNT.

Comunicado conjunto de LAB, ELA, STEILAS, ESK, ETXALDE, HIRU, CGT y CNT con motivo de la comparecencia de ayer:


Distintas organizaciones hemos acordado una serie de reivindicaciones e iniciar una dinámica de movilización conjunta para su consecución. Compartimos la importancia del momento. Los fondos europeos se están convirtiendo en una espada de Damocles, algo que es inaceptable. Desde un principio quedó claro que a cambio de ellos se iba a exigir tomar medidas de ajuste social y políticas presupuestarias de austeridad. De aquí a finales de año pretenden tomar decisiones que van a determinar nuestras condiciones de vida y de trabajo futuras. La aprobación de la reforma laboral y de la reforma de pensiones son condiciones sin las que los nuevos hombres de negro no van a dar luz verde al segundo tramo de transferencias de los Fondos al Estado español. Y en ninguno de los dos casos se está dando respuesta a las demandas de los movimientos sindicales y sociales de Euskal Herria.

En el proyecto de ley de reforma de las pensiones se recortan las jubilaciones anticipadas y, lejos de garantizar unas pensiones mínimas de 1.080 euros o acabar con la brecha de género, lo poco que se sabe apunta a medidas que no derogarán los recortes impuestas años atrás ni reforzarán el sistema público de pensiones. El contenido de la reforma laboral es una incógnita aún mayor, pero nada apunta que se vaya a garantizar nuestro derecho a establecer libremente nuestros convenios en Euskal Herria ni a derogar las reformas anteriores en aspectos clave como la facilidad para despedir. Queremos condicionar estas reformas, y la movilización es la vía por la que vamos a transitar para ello.

Por su parte, las instituciones de Hego Euskal Herria no quieren ni oír hablar de cambiar el modelo en cuestiones esenciales, como la salud, la educación o el sistema público de cuidados, o en abordar una reforma fiscal urgente, que aumente de manera importante los impuestos a pagar por las rentas empresariales y del capital, en especial por los beneficios de las empresas y por el patrimonio y las grandes fortunas. Confebask y CEN son quienes marcan estas políticas.

La continuidad de las políticas presupuestarias rácanas, la apuesta por la privatización de los servicios públicos y por unas prestaciones sociales que incluso se pretenden recortar (como ocurre con la propuesta de reforma de la RGI en la CAPV), la ausencia de medidas para proteger un comercio local en crisis, muestran la negativa a pasar a limpio las enseñanzas de la crisis de 2008 y de lo que ha ocurrido con la pandemia del coronavirus. Asimismo, la gestión de la crisis sanitaria ha dejado patente la fragilidad del sistema autonómico: el Estado tiene la potestad de imponer sus criterios cuando estime oportuno.


Como hemos indicado, nuestra apuesta es la movilización. Las organizaciones sindicales que impulsamos este llamamiento consideramos necesario confluir, como hemos hecho al apoyar las movilizaciones del 13 de noviembre convocadas por el Mo- vimiento de Pensionistas de Euskal Herria.

También hemos venido marcando la referencia de una posible huelga general, sobre la cual nos hemos ido pronunciando de manera individual. Hoy salimos a decir que en ese contexto vemos necesario convocar una jornada de movilizaciones el día 1 de diciembre. Ese día vamos a salir a la calle, tanto a la mañana en las cuatro capitales de Hego Euskal Herria como a la tarde en las distintas comarcas, para defender nuestras reivindicaciones bajo el lema «Lan, pentsio eta bizi baldintza duinen alde. Lan eta pentsio erreformei ez. Soberanía para una vida digna».

Hacemos un llamamiento al conjunto de organizaciones sociales a sumarse a este llamamiento, y a colaborar activamente para que la movilización del 1 de diciembre sea lo más amplia e importante posible.

 

Agenda

Sin eventos