A la atención del Sr. Ministro del Interior

Imprimir
Iñaki Astoreka

Sr. Ministro del Interior: Usted confunde la velocidad con el tocino, es decir la manipulación que hace de la Memoria Histórica por su parte. Es lo único que en principio se me ocurre en este escrito hecho a vuelva ordenador, porque no me vaya a suceder que cualquier Delegado o Delegada del Gobierno, un fiscal o cualquiera de sus correligionarios me denuncie.


Así que públicamente escribo que me autocensuro, porque tengo miedo a su ley mordaza, al igual que lo tuvieron los navarros y navarras en 1936 y posteriores. Los trabajadores, maestros, mujeres, sindicalistas, alcaldes, padecieron una furia ciega y criminal alentada entre otros por Mola, Sanjurjo y de otros militares que se destacaron por su crueldad.


En Navarra como usted cita, no hubo frente de guerra, sino una represión a cuya cabeza figuraban carlistas, requetés, caciques y guardia civil. No solamente asesinaron, sino que ultrajaron y requisaron para su provecho. En Navarra se fusilaron a 3.000 personas y más de 2800 fueron represaliadas. Tal y como se recoge en la publicación "Navarra de la esperanza al terror 1936". Nadie hasta ahora ha podido rebatir los datos descritos con pelos y señales de las víctimas , es mas en la publicación se citan con nombres, apellidos y lugares de procedencia los más sanguinarios represores.


Usted llama guerra civil a un golpe de estado. La historia hasta hace poco tiempo la escribieron los golpistas, ahora toca que salga a la luz la de los derrotados por la fuerza de las armas, que no dé la razón.


La incultura transmitida de generación en generación, ha posibilitado que miles ciudadanos desconozcan la historia. Que le suenen a la época de los romanos. Por cierto se sabe más de ellos que del periodo de 1936 hasta 1978. La misma enseñanza pública y concertada pasa de soslayo por este capítulo negro de la historia. No interesa, no son batallitas de abuelos, son unos hechos espeluznantes. Frente a los que como usted pretenden enterrar el pasado, nosotros queremos escribirlo para conocer la verdad. Revancha es una palabra que sale de usted y de otros muchos iguales.


La Memoria Histórica está muerta por su gobierno del PP, sus trabas, las declaraciones hacen pensar que acogen como suyas las premisas de aquel golpe de Estado.
Las víctimas recuperadas o no, las que aún no han sido halladas solamente piden Verdad, Justicia y Reparación.


Iñaki Astoreka
Comisión de la Memoria Histórica de CNT

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org