CNT seguirá adelante con la lucha en el Hotel Ercilla

Imprimir

El sindicato CNT ha valorado de manera muy positiva los paros realizados los días 2, 3 y 4 de este mes en el Hotel Ercilla, coincidiendo con la presencia de la selección finlandesa de baloncesto y de numerosos aficionados de ese país. En tal sentido, la central anarcosindicalista ha destacado la “repercusión mediática” que han tenido estas jornadas de lucha, “algo que acabará forzando a la dirección del hotel a sentarse a negociar”.

Estas movilizaciones, que han tenido un importante seguimiento y que han despertado el interés de los huéspedes finlandeses, son fruto del trabajo continuado de la sección sindical de CNT en esta empresa, donde cuenta con la mayoría de la afiliación. “En los 15 meses que nuestro sindicato lleva luchando en Hoteles Ercilla, hemos logrado evitar despidos y externalizaciones de servicios, unas medidas que vienen siendo aplicadas de manera generalizada en el sector”, ha subrayado.

Asimismo, CNT ha querido aclarar el papel de las restantes fuerzas sindicales con presencia en Ercilla. “Ni CCOO ni UGT se han sumado a los paros y movilizaciones. Por parte de LAB solamente ha participado una persona -algo que hay que agradecer-, a pesar de que ese sindicato ostenta la presidencia del comité de empresa”, ha criticado. “Estas actitudes –ha remarcado- dejan en evidencia la poca responsabilidad de estos tres sindicatos en un momento tan grave como el actual, despreocupándose de la suerte que pueda correr la plantilla”.

Por otro lado, CNT ha mostrado su agradecimiento a los sindicatos finlandeses SAK y PAM, “así como a la afición finlandesa de baloncesto por su solidaridad con el conflicto”. También ha destacado las “amplias muestras de apoyo anarcosindicalista recibidas desde diferentes puntos del Estado español”.

Acoso policial

En su valoración, el sindicato también ha advertido sobre el “permanente acoso de la Ertzaintza y la Policía Municipal de Bilbao, que han actuado como cuerpos de seguridad del hotel, intentando silenciarnos de manera literal”.

En efecto, agentes de ambos cuerpos se dedicaron a monitorizar los niveles de ruido que provocaban las concentraciones, amenazando con imponer sanciones en caso de que se superasen ciertos índices. A pesar de estas amenazas, las concentraciones estuvieron marcadas por los silbatos, tambores y gritos contra los recortes y la represión.

“Estas jornadas de lucha no terminarán aquí: el conflicto con la empresa continuará hasta conseguir que sus responsables se sienten a negociar, acuerden un plan de viabilidad y cumplan a rajatabla la normativa de prevención de riesgos laborales”, ha añadido CNT.

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org