La jueza Servini visita al histórico militante anarcosindicalista Félix Padín

Imprimir

La jueza argentina María Servini de Cubría, responsable de la investigación que se realiza en ese país sobre los crímenes del franquismo, se ha reunido este lunes con Félix Padín, militante histórico de CNT y ex prisionero del campo de concentración de Miranda de Ebro. El encuentro ha tenido lugar en el hospital Santiago Apóstol de esa localidad, donde Padín, de 97 años, ha sido ingresado por una hemorragia interna.

Si bien no se ha tratado de una toma de declaración como tal –debido, precisamente, a su estado de salud-, Padín ha podido contarle a la jueza algunas de sus vivencias durante la dictadura franquista. De esta manera, Servini de Cubría ha podido comprobar el estado de lucidez del veterano militante anarcosindicalista.

En este contexto, el sindicato CNT ha anunciado que en las próximas horas entregará a la magistrada argentina una declaración por escrito de Padín, en la que relata su paso por el campo de concentración de Miranda de Ebro y por diversos batallones de trabajos forzados. Su caso cobra especial relevancia, ya que se trata de uno de los pocos esclavos del franquismo que aún permanece con vida. De hecho, el nombre de Félix ya figuraba en la denuncia colectiva presentada ante la justicia argentina por CNT.   

El encuentro de esta mañana entre Servini de Cubría y Padín ha sido el primero que la jueza mantiene con una víctima del franquismo en su viaje al Estado español.