CNT llama a dar pasos hacia una nueva huelga general

Imprimir

El sindicato CNT ha aprovechado este 1 de Mayo para reclamar la unidad de la clase trabajadora y advertir sobre la necesidad de una nueva huelga general. “No debemos retroceder ni un milímetro frente a quienes intentan aniquilar los derechos conquistados por largos años de lucha”, ha destacado la confederación anarcosindicalista tras las manifestaciones celebradas en Bilbao, Iruñea y Donosti.

Galería de fotos

CNT ha advertido que “este 1 de Mayo tiene que ser la continuación de la lucha emprendida en la huelga del 29 de marzo”. “Por eso –agrega-, nuestras reivindicaciones pasan por recuperar lo que esta última reforma y las anteriores nos han quitado”. Asimismo, esta organización ha destacado los orígenes de esta jornada de lucha, que nada tiene que ver con la supuesta “Fiesta del Trabajo”: “el 1 de mayo de 1886 los trabajadores se lanzaron a la huelga en la ciudad estadounidense de Chicago para conseguir la jornada de ocho horas. La respuesta por parte de las autoridades fue la detención de cientos de obreros y la ejecución en la horca de cinco de ellos. Lo hicieron después de condenarlos en un juicio. Todo legal”.

“El asesinato de estos anarquistas (porque eran anarquistas, que no se olvide) fue tan infame y tan inmoral que tuvo una tremenda resonancia en todo el mundo. De ahí que el 1 de Mayo sea reconocido como el día de los trabajadores”, resalta. 

En realidad, esta historia no era nueva. “Muchos casos como este o parecidos habían sucedido antes de 1886 y siguieron sucediendo después de los acontecimientos de Chicago. La historia del 1 de Mayo es la historia de la lucha de los trabajadores por su emancipación y es también la historia de la respuesta de los patronos, de su policía y de su estado a esa lucha: la represión y el asesinato en todas sus formas y maneras”.

En efecto, CNT sostiene que el 1 de Mayo tiene un solo significado: “lucha obrera”. Pero cada año y en cada lugar esa lucha se concreta de diferente forma. Hace 126 años en Chicago fue la jornada de ocho horas. Aquí, este año, es defendernos de la última reforma laboral”. Según este sindicato, “más o menos cada dos años han firmado una reforma”, o lo que es lo mismo, 19 en 35 años. “Esta última es la consecuencia de las 18 reformas anteriores, la consecuencia de 18 traiciones a la clase obrera por parte del sindicalismo vertical, principalmente Comisiones y UGT”, destaca.

CNT advierte que “muchas conquistas y muchos derechos conseguidos después de arduas luchas y sufrimientos se han esfumado reforma tras reforma, pacto tras pacto y acuerdo tras acuerdo”, y establece responsabilidades: “fueron los gobiernos de turno, sí, pero con la colaboración más que interesada del sindicalismo vertical los que implantaron los contratos-basura, los que metieron las ETTs, los que nos robaron el sueldo por estar enfermos, los que nos han obligado a trabajar el doble de tiempo para que nos corresponda la mitad del paro, los que se cargaron los despidos improcedentes, los que negocian despidos masivos en su propio beneficio, los EREs, etc, etc. Por mucho que se rasguen las vestiduras, hay que dejar claro que ellos son tan responsables como los gobiernos de la situación que padecemos los trabajadores”.

“No podemos negar que en los últimos tiempos han cerrado muchas empresas, sobre todo pequeñas empresas, pero los únicos que han sufrido las consecuencias, quedándose en la calle, son los trabajadores. Los parados son, en la práctica, los que están padeciendo su crisis, cuando obviamente ellos no son responsables absolutamente de nada. Las personas que se han quedado sin trabajo sí que tienen un problema. Lo demás, historias para asustarnos”, denuncia.

Menos horas de trabajo

En este contexto, la central anarcosindicalista considera que la única forma de acabar con la crisis “es impedir que esta nueva reforma se meta en los tajos donde trabajamos”. “Así, además de defendernos nosotros, también estaremos defendiendo el derecho al trabajo de los que ahora no lo tienen”.

Para ello, “hay que reclamar menos horas de trabajo –CNT propone 30 semanales-, eliminar absolutamente las horas extraordinarias, los destajos y los pluriempleos y acabar con las subcontratas y con los intermediarios de toda laya, incluidas las ETTs”. Reclama “contratos claros, estables, con periodos de prueba cortos y sin abusos” y llama a no permitir “esos contratos de formación que no sirven sino para que se forre el patrón, ni esos otros que, siendo a tiempo parcial, se trabaja más horas que a tiempo completo”. “Necesitamos cobrar el 100% en caso de enfermedad, porque no nos ponemos enfermos por gusto y para eso estamos pagando a la Seguridad Social. Y no nos gusta que nos despidan, pero en caso de que ocurra que nos indemnicen siempre con los 45 días por año”, añade.

Tras destacar que “esta pelea no va a ser fácil, pues los que tenemos enfrente están fuertes y la única forma de pararles los pies es organizarnos”, la confederación ha realizado un llamamiento a todos los trabajadores a que “participen y potencien el sindicato que ha demostrado que puede enfrentarse al mundo capitalista que nos destruye, un sindicato con dignidad, sin subvenciones, sin liberados, donde nadie decide por ti: la Confederación Nacional del Trabajo, la CNT”.

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org