La revolución no se hace en un día, es una consecuencia del trabajo del día a día

Imprimir

  • Como todos los años, CNT ha homenajeado en La Huella de Artxanda (Bilbao) a las mujeres y hombres que hicieron la Revolución Social y se enfrentaron al fascismo el 19 de julio de 1936.

  • Personas normales pero organizadas nos demostraron que se puede vivir fuera del capitalismo”, ha subrayado la organización anarcosindicalista.

Mientras el debate sobre memoria histórica y el Valle de los Caídos está candente, CNT ha recordado lo que ocurrió hace 82 años. “El pueblo detuvo el golpe fascista, aunque la República Española no ayudase nada”, ha dicho la organización anarcosindicalista. “Además, estos hombres y mujeres realizaron la que sería la mayor revolución social en Europa durante el siglo XX, colectivizando la tierra y las industrias, poniendo en práctica el comunismo libertario”, ha subrayado CNT.

En opinión del sindicato, el régimen dictatorial franquista y el régimen de 1978 han querido eliminar esta experiencia de la memoria colectiva, “ya que demostró que se puede vivir fuera del capitalismo en base a la autogestión y libertad”. Las industrias pasaron a manos de sus trabajadoras, “ellas fueron las gestoras”; en el campo “se colectivizaron las tierras, siendo la propiedad común”. Aún así, este proceso revolucionario “tuvo sus enemigos: tanto los golpistas como los gobiernos de la República española como de la Generalitat, porque iba contra su orden social burgués”, ha dicho CNT.

Por otro lado, el homenaje también ha querido recordar a otros procesos revolucionarios que están en marcha. Rojava es uno de estos ejemplos, “aunque cada territorio tenga sus particularidades”, ha dicho la organización anarcosindicalista. Su revolución también comenzó un 19 de julio (de 2012), pero a día de hoy esa revolución “esta siendo atacada brutalmente: los y las revolucionarias del mundo estamos con vosotras”, ha dicho CNT.

El homenaje tampoco ha querido olvidar a las personas migrantes y refugiadas. “”Los hombres y mujeres que hicieron la revolución también tuvieron que escapar del régimen genocida”, han recordado; “tenemos que solidarizarnos con las personas que están viniendo a nuestro territorio, ya que tienen los mismo motivos de nuestros abuelos y abuelas para ser refugiadas: sobrevivir”. CNT propone a las organizaciones sindicales responder a esta situación mediante “acciones contundentes”, para profundizar la red de solidaridad y obligar a las instituciones a cumplir su deber: además de concentraciones y manifestaciones, “tenemos que utilizar la herramienta de la huelga”. Con ella, “podemos obligar a las instituciones a pasar de los hechos a las palabras”, ha subrayado CNT.

Por último, “con este homenaje queremos elogiar a esas mujeres y hombres corrientes y admirables, ya que sois ejemplo”, han dicho las organizadoras. “Gracias a vosotras llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones, que está creciendo en estos momentos”, ha dicho CNT.

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org