Panda Security pone en riesgo la salud de la plantilla

Imprimir

La sección sindical de CNT en Panda Security –conocida a nivel mundial por sus productos informáticos- ha advertido sobre los graves problemas de seguridad y salud laboral que se registran en la sede de esta multinacional en Bilbao. “En lugar de corregir su larga lista de incumplimientos en esta materia, la empresa sigue apostando por eludir sus responsabilidades”, ha señalado el sindicato.

No en vano, CNT ha denunciado ante OSALAN (Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales) “distintos aspectos del servicio de vigilancia de salud” en esta empresa. “Pese a la juventud de la plantilla, los datos sobre los reconocimientos de salud empeoran año tras año”, ha subrayado. 

Frente a esta situación, el Servicio de Prevención contratado por Panda “pretende atribuir las patologías relacionadas con la vista, brazos y cuellos  a la actividad no laboral”. Estos casos ya fueron denunciados por CNT ante OSALAN, entidad que reclamó el “cumplimiento de la Vigilancia de la Salud y la repetición de los estudios epidemiológicos”.

“Sin embargo –ha apuntado el sindicato-, la dirección desoye nuestras reivindicaciones, limitándose a realizar mejoras sólo cuando hay una denuncia de por medio”. De hecho, la organización anarcosindicalista también se ha visto obligada a denunciar “la negativa de la empresa a realizar una evaluación de riesgos individualizada, puesto por puesto y persona por persona, tal como establece la normativa vigente”. A raíz de ello, Inspección de Trabajo ha dado un plazo de seis meses a la multinacional para que elabore un informe sobre evaluación de riesgos. Además, deberá formular un test de riesgos psicosociales en un plazo máximo de nueve meses.

“En ese informe, Panda no debería ocultar la enorme cantidad de sillas en mal estado, la iluminación deficiente, exceso de concentración de CO2, mesas pequeñas, número elevado de pantallas, trabajadoras y trabajadores especialmente sensibles y una amplia gama de riesgos ergonómicos”, ha destacado CNT.

En ese sentido, la sección sindical ha lamentado que “en lugar de gastar dinero en cuestiones relacionadas con la seguridad laboral, los directivos de Panda prefieren destinarlo a cambios de imagen corporativa, celebraciones, nuevas sedes o programas sobre cómo tener ordenado tu lugar de trabajo”. Además, esta empresa también debe abonar cuantiosas sumas en materia de representación jurídica, ya que actualmente enfrenta unas 80 demandas por reclamaciones de antigüedad y de categorías profesionales.

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org