El Estado sigue amparando el expolio franquista a CNT

Imprimir

El sindicato CNT ha mostrado su solidaridad con sus compañeras y compañeros de Zaragoza, desalojados por la Policía de su sede en la capital aragonesa. A criterio de la organización anarcosindicalista, “se trata de un nuevo ejemplo del intento del Estado de impedir que este sindicato recupere lo que el franquismo le robó”.

“No debemos olvidar que la dictadura franquista no sólo encarceló y asesinó a la militancia de CNT: también se quedó con los locales que pertenecían a esta organización”, ha recordado este sindicato. De hecho, a día de hoy el Estado sigue sin devolver varios bienes que fueron apropiados por el régimen fascista y que aún hoy son ocupados de manera completamente ilegítima por el Estado.

En el caso de Zaragoza, el sindicato había inaugurado su local de la calle Andrés Gúrpide el 1 de mayo del año pasado, coincidiendo con el Día Internacional de la Clase Trabajadora. “De esa manera, queríamos dar saldada la obligación legal que el Estado tiene, en virtud de la ley 4/86 y una sentencia del Tribunal Constitucional de 1992, de ceder un espacio de Patrimonio Sindical Acumulado (PSA) a CNT en esa ciudad, y así finalizar con la discriminación que viene padeciendo nuestra organización en la devolución del PSA”, ha subrayado.

Por tales motivos, CNT ha anunciado que “emprenderá más acciones para saldar, mediante la cesión de Patrimonio Sindical Acumulado, la deuda que el Estado tiene con nuestra organización en la ciudad de Zaragoza”. “Vamos a tomar las medidas que consideremos oportunas para denunciar lo sucedido, ya que consideramos que una vez más se ha producido un atropello flagrante a la legalidad vigente y a los derechos de los trabajadores y trabajadoras”, advirtió.

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org